Buscar

El streaming y su dualidad.

Extraño los días donde salir a comprar un disco tenía un cierto sentido romántico, cuando el ir a la tienda a comprar ese disco que tanto uno esperaba y tenerlo por fin en las manos era algo, por no decirlo menos, especial. Hoy en día la llegada de servicios como Spotify, Deezer, Google play y tantos otros servicios que han consolidado al streaming como la nueva forma de acceder a la música, han hecho que escuchar una canción o, quizás, un disco completo, sea como cualquier otra cosa, pero a la vez ha permitido que muchos artistas puedan difundir sus canciones en varios países. En mi caso Spotify me ha permitido que una persona en Nueva Zelanda conozca mis canciones en 1 año, algo que hace 25 años atrás uno podía lograrlo con un videoclip rotando en MTV, o sea, una tarea gigantesca. Veo a los servicios de música por streaming más como un aporte que como un estorbo para la escena musical, aunque siempre será mejor escuchar un disco en formato físico, ya que la calidad de sonido es mucho mejor que la que ofrecen las plataformas de streaming y además porque vienen con las fotos, las letras de las canciones y varios datos sobre el artista o la banda. El streaming ha masificado la música, pero ha permitido el picoteo de canciones.

22 vistas

Entradas Recientes

Ver todo