Buscar

¿Por qué soy vegetariano?

El año 2011 llegó a mi casa mi gato Romeo que provenía de la casa de una vecina. No recuerdo la fecha exacta que llego, pero si recuerdo que el día en que por primera vez piso mi jardín jamás se fue de mi casa. Al principio me costó mucho adaptarme a tener un gato, le tenía miedo e incluso a veces quería que se fuera. Pero a finales de ese año me di cuenta de la gran compañía que me podía hacer. Romeo paso a ser indispensable para mi vida, nos volvimos grandes amigos y lo empece a querer cada vez más. Eso me motivo a pensar no solamente en la vida de mi gato, sino que también en la de todos nuestros animales que son seres sintientes y que, si bien no pueden hablar, pueden moverse y manifestar sus sentimientos de alegría o de pena. De inmediato dejé de consumir carne y también dejé de comprar productos con pieles o que estén testeados en animales. En estricto rigor soy ovolacto vegetariano. ¿Qué quiere decir eso? Que no consumo carnes rojas ni blancas pero si consumo huevos y los derivados de la leche como por ejemplo el queso y la mantequilla. Si bien en Chile la cultura vegetariana aun es poca, no me arrepiento para nada en haber optado por un estilo de vida sin la necesidad de consumir carne, muy por el contrario, para mi ha sido todo un privilegio el mostrarle a mis compatriotas de que se puede vivir sin la necesidad de comer animales. Y no me cabe la menor duda de que lo seguiré haciendo por el resto de mis días.







0 vistas